miércoles, 7 de marzo de 2007

Aguas Subterraneas

¿Qué son Aguas Subterraneas?

El agua subterránea es el agua que se encuentra entre las partículas del suelo y las rocas y entre las grietas del lecho rocoso. El agua subterránea puede ser encontrada debajo de la superficie de la tierra. Debido a su disponibilidad y buena calidad, en general, el agua subterránea es usada ampliamente para uso doméstico y otros propósitos.



Estas aguas subterráneas originan los manantiales, los cuales se aprovechan perforando pozos. Son ricas en minerales y pueden permanecer almacenadas mucho tiempo o estar en movimiento. Las aguas subterráneas son, generalmente, de mejor calidad que las aguas de los ríos y lagos, pues están menos contaminadas. Sin embargo, sacarlas del subsuelo resulta a veces difícil. Para aprovechar un pozo es necesario usar bombas mecánicas y gastar energía y mucho dinero.

¿Qué es un acuífero?

Un acuífero es un terreno rocoso permeable dispuesto bajo la superficie, en donde se acumula y por donde circula el agua subterránea.


El agua subterránea se encuentra normalmente empapando materiales geológicos permeables que constituyen formaciones o niveles a los que llamamos acuíferos. Un acuífero es aquella área bajo la superficie de la tierra donde el agua de la superficie (ej. lluvia) percola y se confina, donde a veces lentamente se mueve subteráneamente al océano por ríos subterráneos.
Se cava en la tierra para exponer el acuífero, con pozos y recuperar esta agua para consumo humano, agrícola o industrial.
En lugares alejados de ríos, lagos o mares, los acuíferos son a menudo la única fuente de agua disponible, especialmente en áreas como los desiertos de Atacama, Kalahari y Sahara. A veces esta agua sale a la superficie por sí sola a través de una naciente, manantial, vertiente, aguas termales o geíser. La zona del subsuelo en la que los huecos están llenos de agua se llama zona saturada. El nivel superior de la zona freática se conoce como nivel freático. El nivel freático puede encontrarse a muy diferentes profundidades, dependiendo de las circunstancias geológicas y climáticas, desde sólo unos centímetros hasta centenas de metros por debajo de la superficie. En la mayoría de los casos la profundidad varía con las circunstancias meteorológicas de las que depende la recarga de los acuíferos. El nivel freático no es horizontal, a diferencia del nivel superior de los mares o lagos, sino que es irregular, con pendiente monótonamente decreciente desde el nivel fijo superior, al nivel fijo inferior. Por encima de la zona saturada, desde el nivel freático hasta la superficie, se encuentra la zona no saturada o zona vadosa, en la que la circulación es principalmente vertical, representada principalmente por la percolación, la circulación movida por la gravedad del agua de infiltración.


Contaminación de las Aguas Subterraneas


Siempre se había pensado que las aguas subterráneas eran "inmunes" a la contaminación, qué las capas de arena, piedras, etc. filtraban todo tipo de contaminación antes de esta llegar a las aguas subterráneas, pero estudios recientes han demostrado lo contrario... pesticidas, desechos industriales, desechos residenciales que son vertidos en la superficie, rios o lagos pueden llegar a las aguas subterráneas y después de varios años y a varios Kms. de distancia aparecer en manantiales de montañas (suben por efecto de la presión u otros factores).

¿Cuándo se considera que un acuífero está contaminado?

La contaminación del agua ocurre cuando su composición está alterada de tal modo que no reúne las condiciones para los usos a los que estaba destinada. Se pueden distinguir dos tipos de contaminación del agua subterránea según la fuente que la produce:
.-Puntual o local: producida por actividades que dirigen sus desechos en un sitio determinado y que afectan a un sector limitado del acuífero. Este tipo de contaminación es fácil de medir y controlar. A modo de ejemplos tenemos la concentración de heces de cría intensiva de animales sin tratamiento de efluentes y el aporte de origen humano en poblaciones que utilizan las aguas subterráneas para su consumo.
.-No puntual o difusa: producida por aquellas actividades cuya fuente contaminante no tiene un punto de entrada obvio. Se produce en grandes extensiones. Ejemplo: agricultura intensiva.
Es decir que, la calidad natural del agua subterránea puede ser alterada por la actividad humana. Dicho deterioro puede medirse por medio de parámetros físicos, químicos y biológicos, cuyos límites condicionan su potabilidad.